Todos los detalles y curiosidades que debe saber antes de los Oscar

Ampliar

Hugh Jackman, el hombre más sexy del año, en vez de pronunciar el monólogo de apertura de la gala, cantará y bailara en un número con Anne Hathaway nada más salir al escenario 

Ampliar

La 81ª edición promete ser “más atrevida y arriesgada”, en la que habrá “nuevos trucos y muchos riesgos” y los premios se presentarán de “una forma nunca vista hasta ahora” 

Ampliar

El prestigioso chef Wolfang Puck ha preparado una cena a base de cuatro platos: ensalada asiática con vegetales, salmón ahumado con delicias vietnamitas, sopa de calabaza y coco y un plato a elegir entre carne o risotto vegetal 

Ampliar

Ganadores y perdedores se sentarán en las mesas rectangulares para degustar el menú del prestigioso chef Wolfang Puck y la pastelera Sherry Yard en el Baile del Gobernador 

A las dos de la madrugada del día 18 de febrero finalizó el recuento de votos de los miembros de la Academia de Hollywood. La empresa PricewaterhouseCoopers ha recibido y contado cada una de las papeletas de los 5.800 miembros y ya no hay vuelta atrás. La suerte está echada para los aspirantes a las preciadas estatuillas del 81ª aniversario de los Oscar y comienza la cuenta atrás real para la gran fiesta del cine. Aunque casi todas las apuestas se reparten entre David Fincher y Danny Boyle con sus películas Slumdog Millionaire y El curioso caso de Benjamín Button, la gala nos deparará más de una sorpresa.

Al margen de la crisis económica, que ha hecho que se supriman algunas fiestas y regalos, este año se romperá con la tradición en pro de una gala “más atrevida y arriesgada”, en la que habrá “nuevos trucos y muchos riesgos” y los premios se presentarán de “una forma nunca vista hasta ahora”. Para empezar este año en vez del tradicional presentador cómico, el maestro de ceremonias será el hombre más sexy del año, Hugh Jackman, al que han liberado de pronunciar el monólogo de apertura de la gala, pero que se rumorea que cantará y bailara en un número con Anne Hathaway nada más pisar el escenario, que este año contará también con nuevo y novedoso decorado.

Ni Bardem ni Aniston por la alfombra roja
No todo podrían ser mejoras en la gala, un detalle de última hora ensombrecerá el desfile de las estrellas por la alfombra roja. Al parecer, los organizadores han pedido que los presentadores que hagan entrega de los premios eviten su paso por la alfombra roja para mantener su presencia en secreto hasta el momento de salir a escena. De este modo, dos de las personalidades que despertaban más expectación a su paso por la alfombra roja ya no tendrán que dejarse ver antes de la ceremonia. De este modo, Javier Bardem, si finalmente aparece en la gala, eludirá las preguntas acerca de su novia, Penélope Cruz, y Jennifer Aniston no desfilará de la mano de su novio, el músico John Mayer, y así evitará encontrarse con Brad Pitt o Angelina Jolie a su llegada al Kodak Theatre.

¿Qué cenarán las estrellas?
Concluida la gala, se dará paso al baile del Gobernador para que los invitados repongan fuerzas antes de irse a las fiestas de rigor. Como viene siendo habitual en los últimos años, será el prestigioso chef  Wolfang Puck y la pastelera Sherry Yard los encargados de poner sus fogones al servicio de los asistentes con deliciosas creaciones que harán las delicias de los más exigentes paladares. Ganadores y perdedores se sentarán en las mesas rectangulares para degustar los entrantes que incluyen minihamburguesas, atún picante con salsa tártara, pastel de cangrejo, pizza de salmón ahumado con caviar o trufas negras, además de sushi, gambas, langosta, ostras y mejillones.
La cena constará de cuatro platos: ensalada asiática con vegetales, salmón ahumado con delicias vietnamitas, sopa de calabaza y coco y un plato más, a elegir entre carne o risotto vegetal. Para culminar, en el postre no podrán faltar las figuritas con la silueta del Oscar bañadas en chocolate.  El catering servido por Puck será degustado por 1.500 invitados, que se deleitaran con un total de 7.200 gambas, 1.200 ostras, 544 kilos de langosta, 227 kilos de salmón o 68 kilos de sushi. Todo ello regado con 1.200 botellas de champán Moët & Chandon y 1.512 botellas de vino Sterling blanco y tinto.

Compartir esta noticia:

Vote por su favorita

Vídeo

En imágenes

Teletipo

frases