Oscar 2010: Jeff Bridges y Sandra Bullock cumplen los pronósticos y se llevan el Oscar al mejor actor y actriz

Eterna reina de las comedias, nunca hasta ahora nominada al Oscar y casi siempre encabezando la lista de las peores actrices. Pero de un plumazo y con una interpretación más que sobresaliente Sandra Bullock ha entrado en la historia de Hollywood, y no solo por haber hecho efectivas todas las apuestas que la apuntaban como mejor actriz del año por el drama ‘The blind side’ (aparece además irreconocible con el pelo rubio), sino porque tan sólo veinticuatro horas antes recogía el Razzie (popularmente el anti Oscar) como la peor por ‘Loca obsesión’. Un doblete ‘made in Hollywood’ de lo más original.
Y frente a la simpatía que la actriz mostró en los Razzie (a diferencia de la mayoría de los ganadores acudió a recibir el premio, empujando un carro lleno de DVD que entregó al público, al que reprochó no haber visto la fracasada película. "Gracias por arruinar mi carrera con una muy mala decisión", mientras amenazaba con leer el diálogo de su personaje "hasta las 4 de la mañana") la emoción en el escenario del Kodak Theatre. Llegó junto a su marido Jesse James tras haber ganado el Globo de Oro y el premio del Sindcato de Actores y en la alfombra roja se mostró nerviosa como favorita que era para alzarse con la estatuilla dorada frente a la dama Helen Mirren, Carey Mulligan, Gabourey Sidibe, y la recordwoman de la historia de los premios con dieciséis nominaciones Meryl Streep. Sandra recibió su galardón de manos de Sean Penn y entre lágrimas lo agradeció a sus compañeras ‘rivales’ esa mima noche, a su marido, Jesse y a todos ‘los que me han tratado bien cuando no estaba de moda’.

VER GALERÍA

 Tampoco hubo sorpresa en el apartado masculino. El duelo en la cumbre era entre Morgan Freeman, ganador de un Oscar, por su papel de Nelson Mandela en ‘Invictus’, y otro veterano con una carrera comprometida y hasta ahora olvidado por la Academia, Jeff Bridges, cuyo personaje Bad Blake en ‘Corazón Salvaje’ ( un perjudicado cantante de country que vive tocando sus viejos números uno en garitos de tercera ) nació con aroma a Oscar. A la quinta ha sido la vencida y Bridges se ha convertido en el mejor actor del año bajo la atenta mirada de su mujer, Susan, con quien lleva casado treinta y tres años. A su llegada al Kodak Theatre, casi como en un presagio, comentaba sonriente: Sería una maravilla ganar, no me podría imaginar nada más emocionante’. La emoción real se vivió una cuantas horas después sobre el escenario. Cuando su nombre sonó en boca de Kate Winslet, ganadora el pasado año como mejor actriz, Bridges no contuvo su alegría –el momento es para eso-. Entre gestos y gritos le dedicó el premio a sus padres mirando al cielo: ‘Gracias papá y mamá por haberme traído a esta profesión que me gusta tanto. Yo soy una prolongación de ellos y creo que este premio les honra tanto a ellos como a mi’. Ademas, el actor, de sesenta años, también lo compartió con su mujer, Susan ‘con quien llevo treinta y tres años casados, tenemos una preciosa familia, tres chicas. No estaría aquí sin vosotros’.

VER GALERÍA

Compartir esta noticia:

Los Oscar en Facebook

Vídeos

frases

sabias