Otras ediciones de los Oscar:

Especial Oscar 2015

Los Oscar cumplen 87 años. Siga la gala y el especial de los Oscar 2015. Los ganadores, las películas nominadas, la alfombra roja, los vestidos y las mejores fotografías de los Oscar.

Los Oscar 2015

Los Oscar 2015

El encuentro de Antonio y Melanie, el doblete de Irina... el fin de fiesta

Entre brindis, bromas y encuentros, tal vez inesperados, los protagonistas de la gran noche del cine siguieron celebrando en diversos puntos de la ciudad

Son un clásico. Si la gala de entrega de los Oscar reúne a miles de rostros conocidos en la alfombra roja del Teatro Dolby de Los Ángeles, las fiestas que después de la velada se organizan en diferentes puntos de la ciudad siguen siendo uno de los principales reclamos para aquellos que tienen ganas de seguir brindando en la gran noche del cine. Los que se han llevado una de las preciadas estatuillas doradas tienen su punto de reunión en la tradicional fiesta del Gobernador, aunque otras como las de Vanity Fair y Elton John tampoco se quedan atrás en cuanto a capacidad de convocatoria. Estos son los lugares en los que algunos rostros que no se han sentado en las butacas del Dolby se juntan para conocer de primera mano las anécdotas que siempre deja una velada como esta. Además es la oportunidad perfecta para encontrarse y felicitar, siempre se agradece, a los triunfadores.

Son escenario además de encuentros, quién sabe si inesperados o quién sabe si encuentros, ya que al fin y al cabo hay siempre demasiada gente. Antonio Banderas y Melanie Griffith por ejemplo coincidieron en la cita de Vanity Fair, aunque tal vez una vez dentro ni siquiera se vieran, dado el volumen de invitados. La actriz había acudido horas antes a la entrega de los galardones con su hija Dakota, que se encargó de presentar una de las preciadas categorías. No fue la única expareja del recinto ya que también Orlando Bloom y Miranda Kerr se tomaron, tal vez, algo juntos. Irina Shayk por su parte hizo doblete, ya que fue no a una sino a dos fiestas. Se cambió de vestido e hizo acto de presencia ante dos focos. Sin duda toda una hazaña dado el ajetreo que seguro había en la ciudad.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página

Siempre hay algún encuentro en estas veladas, tal vez inesperado. Antonio Banderas y Melanie Griffith coincidieron en una de las fiestas posteriores a la entrega de los Oscar, concretamente en la de Vanity Fair. La actriz acudió a la ceremonia de entrega con su hija Dakota Johnson, que se encargaba de presentar uno de los premios, y después se acercó a esta multitudinaria cita en la que se encontró, o tal vez no dada la gran cantidad de gente que había, con su exmarido, Antonio Banderas. El español pasó solo por la alfombra roja sin su novia Nicole Kimpel

 

Joshua Jackson podía estar orgulloso ya que junto a él llevaba a una de las mujeres más elegantes de las fiestas post Oscar, su novia Diane Kruger. Esta lució con elegancia un vestido de Donna Karan Atelier en tono rojo intenso, combinado con zapatos de Jimmy Choo y clutch de Anya Hindmarch. Sin duda, un modelo muy original puesto que constaba de pantalones con una sobre falda con esta impresionante caída

 

El tradicional Baile del Gobernador fue el primer lugar en el que se encontraron las estrellas y el más repleto de momentos así de divertidos. Julianne Moore, que no paraba de sonreir con su Oscar en la mano, y Steve Carrell, ¿quién no conoce su vena cómica?, hicieron que sus respectivas estatuillas se conocieran. Pero, un momento, la de Steve era una 'lego estatuilla', una de las que se entregaron a aquellos que no tuvieron tanta suerte como los triunfadores -los artífices de esta idea fueron los creadores de la película de animación La gran aventura Lego. Así todos ganaban

 

Otra expareja que coincidió fue Orlando Bloom y Miranda Kerr, precisamente en la misma en la que estaban Antonio Banderas y Melanie Griffith. La modelo estaba espectacular con este vestido de Emilio Pucci y el actor posó solo a la entrada... ¿estaría luego con él la joven con la que se le relaciona?

 

Impecable con un sencillo pero estiloso vestido de Dior. Natalie Portman puso el toque de color a su conjunto con unos pendientes en tono negro de Eddie Borgo. Se encontró en la entrada de la fiesta Vanity Fair con Rashida Jones, que llevaba un Andrew Gn de estampado floral, joyas de Lorraine Swartz y bolso de Salvatore Ferragamo. También coincidió con la realeza, ya que Pablo y Marie Chantal de Grecia se animaron a formar parte de esta espectacular noche

 

Sin separarse un minuto. Sofia Vergara y su prometido Joe Manganiello van juntos a cuantos sitios pueden. La pareja de actores no dejó pasar la oportunidad de asistir a una de las fiestas en las que Sofia presumió de curvas con un vestido en azul claro con pedrería y escote palabra de honor firmado por Zuhair Murad, con joyas de Neil Lane Diamonds

 

Liberty Ross , con un vestido en tono oscuro que combinaba transparencias y estampado con flores y pájaros, posó en el mismo escenario que la siempre impecable y espectacular Jane Fonda. La veterana actriz no deja que por ella pasen los años y en esta ocasión, como solo ella sabe, lució un mono en dorado con pedrería. Camilla Belle apostó por el los dibujos geométricos para su vestido en tonos rosas con un enorme lazo de pedrería en un lateral, un original diseño, igual que el del bolso de Miley Cyrus, un pequeño corazón rojo. La artista no se perdió la noche de fiesta y apostó por la comodidad con estos pantalones blancos con estampado de corazones y chaqueta con una especie de bufanda en el cuello. Tanto Camilla como Miley llevaban diseños de Schiaparelli Haute Couture primavera-verano 2015.

 

Ella fue una de las más sexies en la fiesta de Elton John, sin duda. Heidi Klum, que no paseó por esta alfombra azul del brazo de su novio Vito Schnabel, escogió un vestido en tono plata de Versace con estratégicas franjas transparentes que hacían de él uno de los más atrevidos de la noche.La actriz Kate Upton, con un vestido negro, de tirantes y ajustado en la cintura, escogió por su parte la convocatoria de Vanity Fair, un año más la más concurrida de las que se organizaron

 

Irina Shayk se puso un traje de chaqueta en tono blanco para estar en otro de los puntos más concurridos de la noche, la fiesta de Elton John. Desde que rompiera su relación con Cristiano Ronaldo, la modelo desfila sola en las diversas citas a las que acude. En esta ocasión, también lo hizo, pero no en una sino en dos fiestas. Un cambio rápido de vestido y otro posado, esta vez mucho más sexy y atrevido porque el segundo modelo era bien diferente al primero. Uno blanco y otro negro, sin duda la modelo utilizó a su manera la tendencia bicolor de la temporada y confió en Versace para ello (los dos modelos pertenecen a esta marca). Más colorida estuvo Minnnie Driver con este vestido en tono malva con estampado de flores de Pamella Roland

 

Kilye Minogue no es actriz precisamente aunque sí que probó suerte en la interpretación, de hecho su carrera nació así. Sin embargo, es uno de los rostros habituales cuando se trata de una fiesta en la que están presentes las estrellas. La cantante coincidió con otra de las mujeres que pisan fuerte el escenario, ya sea con el micrófono en la mano o para demostrar su mejor faceta como intérprete. Selena Gómez, con un ajustado vestido negro, no dejaba de sonreir. ¿Tendrá algo que ver que está enamorada de nuevo, se dice, del artista Zedd?

 

A veces algunas de las invitadas acude a la gala con un traje y luego decide ponerse otro para dar una imagen diferente en las fiestas. Es precisamente lo que hicieron Jennifer Lóppez y Lady Gaga, que se pusieron una ropa diferente para continuar la noche. Lady Gaga, que durante la gala se emocionó mucho cantando algunos temas de Sonrisas y lágrimas, optó por un modelo negro con una impactante cola, mientras que Jennifer López se soltó el pelo y presumió de cuerpazo con este modelo de Zuhair Murad Couture

 

Keira Knightley ha llevado a su bebé a tantas entregas de premios que ya es un veterano en estos paseos por la alfombra roja. La 'tripita' más famosa del cine coincidió con otra europea en la fiesta de Vanity Fair, Marion Cotillard, aunque ninguna de ellas tenía esa noche una estatuilla como complemento. Sí fue con la suya, bueno con la que se convirtió en una de las más deseadas de la velada, Felicity Jones. No ganó en la categoría de mejor actriz pero se conformó con el Oscar lego... ¡era mucho más original!

 

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema