@A.M.P.A.S

Patrocinado por

Se confirman las apuestas: Gary Oldman y Frances McDormand, mejor actor y actriz de los Oscar


La actriz de 'Yo, Tonya' ha conseguido alzarse con la preciada estatuilla

by hola.com

A pesar de su extensa carrera profesional, para Allison Janney era su primera nominación al Oscar. Tras formar parte de series como Masters of Sex, Mom o El ala oeste de la Casa Blanca y en películas como American Beauty, Hairspray, Las horas La chica del tren, ha sido su papel en Yo, Tonya la que la ha catapultado a lo más alto, consiguiendo llevarse a casa la preciada estatuilla. Era, sin duda, la gran favorita, ya que se ha llevado el premio Critics Choice, el Globo de Oro, el Premio del Sindicato de Actores y el BAFTA. 

VER GALERÍA

"Todas mis compañeras representan todo lo que es correcto, todo lo que es humano en esta profesión", ha confesado Allison sobre el escenario del Teatro Dolby, después de recibir el abrazo de su compañera de reparto, Margot Robbie, que no ha podido evitar emocionarse al escuchar su nombre. "Un elenco increíble, que realmente han elevado mi trabajo", ha dicho la actriz sobre el equipo con el que ha trabajado en la cinta dirigida por Craig Gillespie y que está inspirada en la vida de la patinadora olímpica Tonya Harding. "A mi padre, mi madre, mis amigos... Os quiero", ha concluido emocionada la flamante ganadora, que se ha decantado por un llamativo diseño rojo de Reem Acra dress, zapatos de Jimmy Choo y clutch de Roger Vivier. 

VER GALERÍA

Sam Rockwell era otro de los grandes favoritos a llevarse el Oscar y así ha sido gracias a su interpretación de un policía rebelde en Tres anuncios a las afueras. De hecho, a pesar de que su nombre sonaba con fuerza para imponerse a sus compañeros en la categoría de Mejor actor de reparto, Willem Dafoe, Woody Harrelson, Richard Jenkins y Christopher Plummer, ha asegurado que nunca se imaginó sobre ese escenario. Este hijo de actores siempre ligado a los personajes secundarios, despuntó en el cine con el de Confesiones de una mente peligrosa y en su discurso no se olvidó de ellos, dándoles las gracias por inculcarle su amor por el cine. "Sin tí no estaría aquí", le ha dicho al director de la cinta, Martin McDonagh. 

Además, Rockwell dedicó su Oscar a su gran amigo Philip Seymour Hoffman, fallecido en 2014, y concluyó su discurso dando las gracias a su mujer, la también actriz Leslie Bibb, que no pudo evitar las lágrimas de emoción al ver a su marido cumplir su sueño. "Para mi amada Leslie. Enciendes mi pasión, cariño. Te amo", ha dicho. 

VER GALERÍA

VER GALERÍA

En la categoría de Mejor actor y mejor actriz tampoco ha habido sorpresas. Gary Oldman, que interpreta al que fuera primer ministro británico Winston Churchill en El instante más oscuro, ocupaba el primer puesto en las apuestas y por fin ha conseguido escribir su nombre con letras doradas en la historia de los Oscar. El camaleónico actor británico, que cumple 60 años el próximo 21 de marzo, solo había sido nominado una vez, por El Topo (2012).

"Se lo debo a tanta gente", ha dicho el actor, que se ha mostrado muy agradecido con Estados Unidos, donde ha vivido muchísimo tiempo. "Es tan grande el poder que tienen las películas de cautivar...", ha continuado Oldman, que ha bromeado asegurando que: "Hemos tardado solo 20 años, pero la espera ha merecido la pena". El flamante ganador también ha tenido palabras llenas de cariño para su familia y para su madre: "Pon la tetera, que voy a verte y te llevo el Oscar". 

VER GALERÍA

Lo mismo ha sucedido al escuchar el nombre de Frances McDormand como ganadora del Oscar a Mejor actriz. Tal y como sucediera en los Critics Choice, los Globo de Oro, los Premios del Sindicato de Actores y los BAFTA, su papel en Tres anuncios en las afueras le ha dado su segunda estatuilla. "Estoy hiperventilando, así que si me caigo al suelo me vais a tener que recoger, porque tengo mucho que decir", ha empezado provocando las risas de todos los presentes la actriz, que ya ganó un Oscar por Fargo en 1996. Frances ha recogido el premio de manos de Jennifer Lawrence y Jodie Foster, que han sustituido a Casey Affleck (que ganó el Oscar el año pasado por Manchester frente al mar), quien declinó asistir a la gala para evitar cualquier polémica por una denuncia por acoso sexual en la que se vio involucrado hace siete años. 

McDormand ha protagonizado uno de los 'momentazos' de la noche durante su discurso. "Si puedo tener el honor, me gustaría que todas las nominadas se pusieran en pie. Hay productoras, guionistas, compositoras, diseñadoras, actrices... ¡Vamos todas!", exclamó animando a sus compañeras a que se levantaran. "Ahora todos vamos a mirar, porque todos tenemos historias que contar y necesitamos financiar los proyectos", ha concluido la actriz, que ha recibido una gran ovación.

VER GALERÍA

Más sobre: