@A.M.P.A.S

Patrocinado por

Kobe Bryant, de triunfar en la NBA a conseguir un Oscar


El exjugador de baloncesto ha conseguido una estatuilla en la categoría de mejor corto por 'Dear Basketball'

by hola.com

Los Oscar 2018 han dejado momentos inolvidables, imágenes para el recuerdo y discursos reivindicativos. Sin embargo, esta edición, la número 90 de la Academia, ha traido un inesperado protagonista, hasta ahora un “extraño” en el firmamento de estrellas de Hollywood, pero que ha brillado en el mundo del baloncesto. Kobe Bryant, la gran figura de la NBA, una leyenda del deporte mundial, se ha llevado la estatuilla en la categoría de mejor corto animado por Dear Basketball. Acudió al Dolby Theatre de Los Angeles con su mujer, Vanessa Laine, con la que se casó en 2001.  La cinta se impuso a otros filmes como Garden Party, Lou,  Revolting Rhymes y Negative Space y partía como la gran favorita de esta edición. La producción contaba con el aval de haber ganado el premio Annie a mejor cortometraje de animación.

VER GALERÍA

Hace casi dos años Kobe Bryant jugaba el último partido de la NBA. Tras 20 años en la cancha, el 13 de abril de 2016 colgaba definitivamente la camiseta de Los Angeles Lakers con la que consiguió grandes triunfos que le han convertido en un mito. Lejos de desvincularse del deporte, que tanta fama le ha dado, el estadounidense ha querido seguir unido a él, pero desde otro ámbito totalmente diferente. Para crear Dear Basketball ha contado con Glen Keane, uno de los dibujantes de la factoría Disney con más prestigio que ha colaborado en películas como La Bella y la Bestia, Aladdin, La sirenita o Tarzán. También en su equipo ha estado el veterano compositor y director de orquesta John Williams, creador de bandas sonoras tan míticas como Tiburón, E.T., el extraterreste, Superman, Star Wars, Indiana Jones o Parque Jurásico.

Con unas elegantes ilustraciones y una música de lo más inspiradora, los dos creadores han sido los artífices de crear la historia basada en el poema que Kobe escribió para anunciar su retirada y que es toda una oda al baloncesto, contada a través de los ojos de un niño que ansía con jugar en el mejor equipo de la NBA. “Querido baloncesto, desde el momento en que empecé a enrollar los calcetines de mi padre y hacer tiros ganadores imaginarios en el Great Western Forum, supe que una cosa era cierta: me había enamorado de ti”, escribió en 2015 el astro de la pelota.

VER GALERÍA

Pese a la calidad de su filme, Bryant ha reconocido en una sincera entrevista con la Agencia Efe que “yo crecí soñando con ganar campeonatos, pero nunca, ni en mis sueños más salvajes pensé que formaría parte de la industria del cine y mucho menos que estaría en los Oscar”. “De niño soñaba con el baloncesto y trabajé muy duro para lograr mis metas”, comentó el mejor jugador de las Finales de la NBA en 2009 y 2010. Tras conseguir la dorada estatuilla, han sido muchos de sus excolegas los que le han felicitado por su Oscar como Lebron James, Shaquille O’Neal, Magic Johnson, Dwyane Wade o su antiguo equipo, Los Angeles Lakers, entre otros.


En el pasado, el ídolo del baloncesto tuvo algún que otro coqueteo con la industria audiovisual. En 1996, cuando empezó a despegar su carrera, apareció en un capítulo de la serie Moesha. Después vinieron más incursiones en producciones como Modern Family, Conan o Cosas de hermanas. En 2015 hizo de sí mismo en Padres por desigual, una comedia en la que participaban Mark Wahlberg y Will Ferrell. Entre sus próximos proyectos se encuentra Detail, un programa semanal en el que se estrenará como presentador y en el que hablará de cómo encajar la fama en el deporte y cómo gestionarla.

Más sobre: